Foto: http://www.flickr.com/photos/oskay/

Foto: http://www.flickr.com/photos/oskay/

Al igual que ustedes, yo se que en un sitio de internet existen muchos tipos de usuarios, desde aquellos que son posibles clientes hasta el usuario perdió que llego por casualidad. Y en todo caso debemos de estar preparados para ofrecerles el mejor servicio a todos. (También se que ser algo para todos es imposible y se termina siendo nada para todos) Pero en este caso hay dos usuarios en los que debemos enfocarnos más.

El usuario que tenemos.

Este usuario ya conoce nuestro sitio, tiene objetivos claros, sabe por qué vino, es podríamos decir un usuario recurrente. En su caso debemos de conocer lo que quiere lograr y ofrecérselo de manera rápida y sencilla. Que pueda lograr sus objetivos rápido. Es como la fila en el banco, mientras mas rápida mejor.

Nuestro sitio debe de ser para el, para hacer lo que el quiere hacer. Después de todo el ya nos conoce y regresa por que lo convencimos. Todo nuestro esfuerzo de usabilidad y accesibilidad es dedicado para el.

El usuario que queremos tener

A este segundo tipo de usuario es con el que debemos ser pacientes, seducirlo con el sitio, con el diseño debemos de tener paginas específicamente diseñadas para el. Pensar en lo que quiere lograr. Aquí entra la mercadotecnia y la estética. El uso adecuado de landing pages. Tenemos que plantearnos 3 preguntas primordiales:

¿Qué quiere lograr?

Pensar en sus motivaciones para llegar a nuestro sitio. ¿Busca algún producto o servicio? ¿Viene a leer nuestros artículos?

¿Cómo planeamos que lo logre?

Aquí debemos trazar un “happy path” para que el usuario lo tome y logre sus metas en nuestro sitio. Debe de ser claro, sencillo y de fácil repetición. Todos conocen la regla de los 3 clicks y en mi opinión aun es valida y mas que nunca fundamental.

¿Es el usuario que queremos?

Con esto me refiero si es realmente el perfil que buscamos. Si necesita o no nuestro sitio, si le ayuda o le sirve. También recordemos que la usabilidad es cuestión no solo del usuario sino del sitio mismo. Me explico: Nuestro sitio tiene ciertos objetivos propios, si no son los que el usuario quiere debemos darle pronto la oportunidad de decidirlo.

Conclusión

Tenemos que tener claro que tipo de usuarios tenemos y también que usuarios queremos tener. Por ejemplo en un sitio de opinión, debemos de evitar a los trollers y a los que no aporten a la conversación. En un sitio de compras debemos evitar a los que nos dejan carritos llenos y no compran o en dado caso, identificar porque no finalizan su compra y motivarlos a hacerlo. Después de todo la finalidad es convertir del usuario que queremos al usuario que tendremos.

El cariño esta en compartir...