¡Deja en paz a tus usuarios!

Foto por Ruumro

El mejor gobierno es el que gobierna menos
–Henry David Thoreau

¿Cuántas veces te han pedido registrarte en algún sitio para leer un artículo? ¿Cuántas veces no haz llegado a un sitio solamente para que de repente te aparezca un mensaje en el centro de la pantalla diciendo “Inscríbete”?

Este tipo de situaciones rompen la experiencia de usuario. En lugar de dejar que el visitante cumpla sus objetivos estas imponiendo tus necesidades y esto solo puede terminar en tragedia.

¿A quién le gusta que le ordenen, que lo obliguen a realizar la tarea “X” o la tarea “Y”? A nadie. Por desgracia me he encontrado con varios sitios que quieren obligar a los usuarios a hacer lo que los webmasters consideran importante o lo que el equipo de Mercadotecnia cree que necesita.

Una idea un poco diferente

Si tienes claros los objetivos de tu sitio puedes fácilmente sugerirle a los usuarios que los sigan.
Por ejemplo: si tu meta es obtener más cuentas de correo, el truncar la experiencia de tus clientes interrumpiéndolos o exigiéndoles sus datos a cambio del contenido que quieren (un post o información de un producto) no es la manera.

Mejor muéstrale el producto o el contenido, después pregúntale si quiere más información. Una estrategia muy popular es ofrecerle contenido exclusivo, un reporte, un catálogo o la lista de precios, todo esto enviado cómodamente enviado a su e-mail. ¿Suena mejor no?

Algunas de las razones por la que los usuarios muchas veces no cumplen los objetivos como tu quieres son:

Porque no les interesa.

Puede pasar, tal vez sólo entraron a ver un producto, o a comparar un servicio. En este caso hay que aceptar la realidad y preguntarse ¿Por qué no les interesa? ¿Cómo puedo hacer esta tarea algo natural y casual?

Otras veces la interrupción y la experiencia mal hecha les dejaran un sabor de boca tan malo que no les interesará ayudarte.

Pero en la mayoría de los casos si tus objetivos están bien planteados y tu sitio es amigable no tendrás mucho este problema.

No se sienten cómodos haciéndolo.

Esto puede ser un problema de usabilidad (tal vez tus instrucciones no son claras o la manera de hacerse no es fácil) o puede ser un problema de privacidad. ¿Por qué debo darles tantos datos? ¿Qué van a hacer con ellos?

Trata de solicitar los datos mínimos que realmente vas a utilizar, inicia pidiendo poco y si necesitas más información gánate su confianza. Hazlos sentir seguros y que realmente son lo más importante de tu sitio. (Porque son lo mas importante de tu sitio.)

No hay una buena razón para hacerlo.

Ten claras las metas de tu página y transmítelas con ese mismo sentimiento a tus visitantes. Si deseas que realicen alguna tarea en particular (por ejemplo seguirte en Twitter) dales una razón de valor para hacerlo. Demuestra porqué les conviene seguirte. ¿Tendrán acceso a promociones exclusivas? ¿Les informaras de tus eventos y nuevos productos? Ofréceles algo que no puedan resistir e informales porque les conviene.

Conclusión

No te metas con tus usuarios dentro de tu sitio. Ofréceles opciones, ellos tiene el poder de decisión, después de todo ¿Llegaron ellos solitos a tu sitio no?

No intentes obligarlos a que hagan las cosas como y cuando tu quieres, en Internet no hay nada mas fácil que dar clic en un botón para escapar de algo que no nos gusta.

En lugar de atacar y ser molesto mejor ofréceles valor, facilita que puedan cumplir con sus objetivos y alinea los tuyos a esos. La mejor estrategia que puedes seguir es crear algo de calidad, darles una gran experiencia y te aseguro que con gusto te ayudaran a cumplir los objetivos que tenias pensados.

¿Y tu sigues interponiéndote entre tus usuarios y tu sitio? ¿Conoces algún sitio donde te exigen algo? Por favor compártelo en los comentarios.

El cariño esta en compartir...