pilaresViendo tanto mercadologo, tanto vendedor ponderado, intentando entrar a internet ,y no me refiero al clic en el icono que abre Internet Explorer o Firefox, sino meterse, invadir espacios con comentarios que ni al caso. gritando como lo hacen en la tele o en las vías rapidas de las ciudades con sus espectaculares, viendo eso me cayo el 20, no saben muy bien lo que hacen, no por tener un sitio ya estas en internet.

No por mandar twits con tus promociones o hacer una página de fans en facebook estas en internet. Bueno, si estas, pero no tienes presencia. Es como ir a un restaurante y quedarte delante de la capitán sin pedir siquiera mesa.

Hay dos palabras creo yo que definen a internet: confianza y colaboración.

Colabora con aquellos que quieres tener contacto, muéstrales que te importan, no solo grites, pierdes tu tiempo y el mío y en el supermercado más grande del mundo solamente estas a un clic de la competencia. ¿Cómo colaborar? Escucha, has preguntas y contesta preguntas, aquí todos venimos a hacer amigos, no sacar provecho sino que los demás nos aprovechen y todo debe de ser un gana/gana. Principalmente un gana para alguien más.

Confianza. Si te encuentro en una fiesta y comienzo a hablar de lo maravilloso de mis viajes, de lo increíble y confiable que es mi negocio. ¿Qué pensarías de mi? Si lo único que hago es hablar pero mis actos dicen lo contrario ¿Confiarías en mi? ¿Me invitarías a ti casa? Por supuesto que no. Lo mismo pasa en internet, no se quien eres y no me han dado muchas ganas de conocerte. En toda relación humana la confianza es un pilar, el mantener tu palabra, el entregarme resultados solidos y concretos, el que sepa que no hablas solo para cautivarme el oído. En Internet el generar confianza es un proceso, no algo de la noche a la mañana, necesito mil experiencias buenas contigo, una mala y me perdiste para siempre.

Ayudame y te ayudare dice el adagio, si coperas conmigo tendrás mi confianza, te abriré las puertas de mi espacio virtual y probablemente también las de mis conocidos. No estamos en un campo de batalla, estamos en una reunión de amigos y como en cualquier buena fiesta, al mala copa no lo vuelven a invitar. No seas tú.

El cariño esta en compartir...